top of page

6 de Febrero: Día Internacional de Tolerancia Cero para la Mutilación Genital Femenina.



El Día Internacional de Tolerancia Cero para la Mutilación Genital Femenina es un día importante para recordar y sensibilizar a la sociedad sobre una práctica cruel e inhumanas que afecta a millones de niñas y mujeres en todo el mundo. La mutilación genital femenina (MGF), también conocida como la circuncisión femenina, es una tradición cultural que consiste en la remoción parcial o total de los órganos genitales externos de las niñas y las mujeres, es decir, el clítoris.

Esta práctica, que se ha llevado a cabo en África, Asia y el Oriente Medio durante siglos, no solo es una violación de los derechos humanos de las mujeres y las niñas, sino que también puede tener graves consecuencias para su salud física y mental. La MGF puede causar dolor intenso, infecciones, dificultades para orinar y tener relaciones sexuales, así como complicaciones durante el parto. Además, la MGF también puede tener un impacto psicológico negativo en las mujeres que la han sufrido, incluyendo ansiedad, depresión y traumas emocionales.

El Día Internacional de Tolerancia Cero para la Mutilación Genital Femenina fue establecido en 2003 por la Asamblea General de las Naciones Unidas con el objetivo de concientizar sobre la importancia de erradicar esta práctica y proteger los derechos de las mujeres y las niñas. Cada año, el 6 de febrero se celebra este día para recordar la importancia de poner fin a la MGF y apoyar a las mujeres y las niñas que han sido víctimas de esta práctica.

Es importante destacar que la MGF es una práctica ilegal en muchos países, pero a pesar de esto, sigue siendo común en algunas comunidades. La erradicación de la MGF requiere un enfoque integral que involucre a la sociedad en su conjunto, incluyendo a líderes comunitarios, organizaciones de derechos humanos, profesionales de la salud y líderes políticos.

Para cumplir con la promesa mundial de acabar con la mutilación genital femenina en 2030, se necesitan esfuerzos coordinados a nivel global, incluyendo la sensibilización y educación de la población, la protección y apoyo a las mujeres y niñas afectadas, y la cooperación de los líderes políticos y comunidades religiosas. Además, es importante fortalecer las leyes y políticas que prohíben esta práctica y asegurar que se haga justicia a las víctimas. También se deben fomentar alternativas positivas a la mutilación genital femenina, como la celebración de tradiciones culturales sin la práctica de la mutilación.



¿En que paises se practica la mutilación genital femenina?

La mutilación genital femenina se practica en diversos países de África, Asia y el Medio Oriente. Algunos de los países donde se ha reportado una prevalencia significativa incluyen Somalia, Guinea, Djibouti, Egipto, Eritrea, Mali, Sierra Leona, Sudán del Sur y Yemen.



¿Qué podemos hacer para acabar con la Mutilación Genital Femenina?

Hay varias acciones que se pueden tomar para acabar con la mutilación genital femenina:

  1. Sensibilizar y educacar: Es importante promover la educación y sensibilización sobre la naturaleza perjudicial de la mutilación genital femenina y sus consecuencias a nivel individual, comunitario y cultural.

  2. Fortalecer las leyes y políticas: Es necesario asegurar que las leyes y políticas que prohíben la mutilación genital femenina sean rigurosamente implementadas y que se haga justicia a las víctimas.

  3. Apoyar a las mujeres y niñas: Es fundamental brindar apoyo y protección a las mujeres y niñas que han sufrido la mutilación genital femenina, incluyendo atención médica, psicológica y económica.

  4. Cooperar con las comunidades: Es importante trabajar con líderes comunitarios, incluyendo líderes religiosos, para promover la comprensión y la abolición de la mutilación genital femenina.

  5. Alternativas positivas: Es necesario fomentar alternativas positivas a la mutilación genital femenina, como la celebración de tradiciones culturales sin la práctica de la mutilación.

Todas estas acciones deben ser parte de un esfuerzo coordinado a nivel nacional e internacional para acabar con esta práctica dañina y proteger los derechos de las mujeres y niñas en todo el mundo.


Únete a nosotres con esta causa importante de poner fin a la mutilación genital femenina. Esta práctica cruel y perjudicial afecta a millones de mujeres y niñas en todo el mundo, causándoles dolor físico y psicológico y limitando sus oportunidades y derechos.

Sin embargo, juntes podemos hacer una diferencia. Juntes podemos abogar por la protección y el apoyo a las mujeres y niñas afectadas, trabajar para fortalecer las leyes y políticas que prohíben esta práctica y sensibilizar a nuestras comunidades sobre sus daños.

Pero además de poner fin a la mutilación genital femenina, también es importante creer en que el cuerpo de las mujeres es único y libre. Debemos respetar su autonomía y garantizar que tengan el derecho a decidir sobre sus propios cuerpos y vidas.


16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page